La guardiana de Abimael Guzmán

Eduardo Neyra

Maritza Garrido Lecca pasó sus años escolares en los salones del Colegio del Sagrado Corazón Sophianum. Su vida universitaria la desarrolló en la Pontificia Universidad Católica del Perú, donde estudió Educación, para luego dedicarse a ser maestra de un taller de danza en el primer piso de su casa en Surquillo, mientras que en el segundo ocultaba al líder y a la cúpula del autodenominado PCP-SL. El 12 de septiembre de 1992 la policía irrumpió en su casa capturando a todos los residentes; fue procesada y condenada a prisión por traición a la patria.

El día 11 de septiembre del presente año la terrorista salió libre tras cumplir 25 años de prisión. A las 8:40 pm del lunes, personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) llegó con el documento que ordenaba su liberación; en otras palabras, la mujer que escondió al genocida Abimael Guzmán Reynoso y a la cúpula senderista camina una vez más, libre, por las calles del Perú.

Tú, quien estás leyendo esto, cuestiónate lo siguiente: ¿te parece justo que esta clase de persona salga de prisión?, ¿Acaso no merece cadena perpetua?, ¿Es correcto que una de las personas involucradas en tantas muertes y tanto sufrimiento esté suelta? ¿Tenemos la seguridad de que hechos como el ya mencionado no traerán graves repercusiones para la sociedad y el país?. Como ella, tenemos a más de diez senderistas haciendo cola para ser puestos en libertad, y por cómo lucen las cosas, no hay nada que pueda evitar dichos procesos.

El día 12 septiembre de este años se cumplieron 25 años de la captura de Abimael Guzmán y del triunfo del Perú ante el terror, sembrado en las mentes y los corazones de sus ciudadanos; pero déjenme decirles algo que, aunque suene escandaloso, es cierto y quien no lo quiera aceptar es porque tiene un déficit de comprensión real y grave: la guerra contra Sendero no ha terminado, no es un tema cerrado, del pasado, “que ya fue”. Sendero sigue siendo un problema aún después de dos décadas, es evidente que cuando el autodenominado PCP-SL pierde en el campo de las armas la guerra, lo que hace es iniciarla en el campo político, el objetivo actual de Sendero es capturar el más grande sindicato que tiene el país y ese es el sindicato de maestros. Señores, esto es una realidad, no un invento, mucho menos una mentira, pregúntenle a sus padres, a sus familiares, investiguen, lean y verán que esta guerra aún no se ha terminado.

Nosotros los jóvenes somos el futuro del Perú, y por esa misma razón somos responsables de que hechos catastróficos como lo fueron Chuschi, Lucanamarca, el asesinato de María Elena Moyano, Tarata, entre otros, nunca se repitan y que jamás haya la posibilidad de otros hechos iguales o peores que esos. Quienes hemos pasado por la experiencia del Fuera de la Jaula sabemos muy bien que las heridas que dejó Sendero no han curado por completo y que los recuerdos de nuestros hermanos de Ayacucho siguen trayéndoles sufrimiento y dolor. El conocimiento nos hace responsables, hagámosles frente a estos seres inhumanos que son los terroristas, difundamos el mensaje “nunca más” y cerremos ya ese capítulo de la historia de nuestro país que nadie quiere recordar. Pero cuidado, pues podemos no recordar, pero jamás olvidar lo que pasó aquí en el Perú.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s