Vallaeys: cuentos para despertar mentes

CURE29NOTA2.JPG)

Leonardo Barrantes

Considerado el mejor narrador oral de cuentos del país. Aparte de dedicarse a la docencia en universidades como la PUCP, la Ruiz de Montoya y actualmente en la Universidad del Pacífico (tengan el gusto, próximos cachimbos), ha continuado ejerciendo este noble oficio de contar cuentos que, según él, “en vez de hacer dormir a los niños, despierta a los adultos”. Estoy hablando de François Vallaeys, quien  el 25 de mayo asistió a nuestro colegio en la noche, con asistencia obligatoria para quienes cursan la última senda escolar y opcional para el resto, pagando en este caso el muy razonable monto de 15 soles. No obstante, aquella cifra era lo de menos ante tan espectacular presentación. Por fuera, parecía un hombre noble, inmensamente alegre y nutrido de mucha sabiduría, lucidez y ganas de jugar sin parar.

¿Qué lo hace tan especial mientras está en escena? Pese al pase de los años- ya que historias anda narrando en nuestro país desde los años noventa-  pudimos ver que su desenvolvimiento en el escenario no se resiente ni por un segundo. No importa si haya contado el mismo el cuento unas trece o quince veces, lo hace como si fuese la primera ocasión ante el público expectante. Posee un entusiasmo sincero, nada disforzado, y una empatía y dominio del público fascinante. Un artista en acto puro.

Asimismo, las herramientas que utiliza para captar la atención son extravagantes pero efectivas. ¿Saben  qué es un sansula? Difícil que lo sepan, a menos que les diga que también es conocido como calimba. Y así, ya tienen una idea debido a su sonido. A partir de cada inicio y cada fin de un cuento, François se ponía a tocar aquel instrumento, cuya acústica era tan fina que nos hacía estar en un ambiente extraordinario. Probablemente, luego de aquella velada, algunas personas no escucharán en vivo el sonido de una sansula en sus vidas.

Sus cuentos dan mucho qué comentar. Nuestro aedo moderno recoge antiguas leyendas africanas, orientales e incluso de los vikingos, como también crea sus propios cuentos, bastante lúdicos como el de JoJa y las tres semillas rojas, y bastantes emotivos, como el del cuentacuentos de Praga. Éstos parecen ser dirigidos a los más pequeños debido a cómo es su forma. Empero, ese es sólo un modo de ocultar un trasfondo que invita a la reflexión de más de un adulto. Puede ser divertido y muy chistoso, pero no deja de lado la meditación y el mensaje. La vida suele ser así: universidad, graduación, primer sueldo, matrimonio, hijos, trabajo, crianza, yerno o yerna, nietos, jubilación… Hablo como si fuese un paradigma ¿no? Van a haber circunstancias que romperán ese modo lineal de ver las cosas. Porque de por sí somos humanos y tendemos a alterar el orden de las cosas, ya sea por una acción o una decisión o un sentimiento. Y a eso nos invita igualmente François Vallaeys, a ver el mundo de una manera distinta.

Muchos alumnos están al umbral de salir del colegio y de un mundo en el cual lo que pensábamos ver en el futuro ya lo presenciamos; en el que la fe y la esencia son muy frágiles y fáciles de perderse. Pero son momentos de esta etapa en los que hacemos una pausa y volvemos a mirar las cosas como si en estas fueran aún un encantamiento, magia y auténtica mirada, como lo fue la velada de François Vallaeys. Fue al Colegio La Inmaculada uno de los mejores cuentacuentos del Perú; este hizo pensar, reír y conmoverse a todos los presentes. Cumplió una vez más con lo que prometía, y por mucho.

  Continúa leyendo “Vallaeys: cuentos para despertar mentes”

Nuevos poemas de Angelo Puccio

Preparado Me dicen que te hable y que no te hable, que me calle y que grite, que diga lo que siento y que no lo haga, que te trate mal y que te trate como princesa.   Que piense y que no piense, pero, ¿cómo pensar?, si eres lo único en mi mente. Siento un tono agridulce en la boca. No voy a poder ser feliz, por lo menos no hoy.   Ya me canse de consejos, de frases de valor, de vivas a mi causa. Estoy listo para afrontar un si y un no. Para una victoria triunfal … Continúa leyendo Nuevos poemas de Angelo Puccio